APP EOL para móvilesAPP EOL para iOSAPP EOL para Android
Jornadas y eventos
Jornadas anuales de la EOL

XXX Jornadas Anuales de la EOL
Jornadas anteriores
Jornadas anteriores
XI Jornadas Anuales de la Escuela de la Orientación Lacaniana
 
Boletines - N° 2

Queridos colegas: continuando con la difusión y preparación de nuestras próximas jornadas anuales, les hacemos llegar el segundo boletín virtual acerca de las mismas. Las jornadas se llevarán a cabo los días 2 y 3 de diciembre próximo en el Hotel Marriot Plaza y contaremos con la presencia de Eric Laurent. El tema que nos convoca "Patologías de la identificación en los lazos familiares y sociales" orienta el trabajo de la próxima noche preparatoria. Esta se realizará el martes 19 de septiembre y contará con las intervenciones de Mauricio Tarrab, Silvia Tendlarz (por la comisión científica) y la coordinación de Manuel Zlotnik.

En este N° encontrarán una muy interesante contribución de Miquel Bassols inspirada en el título de las jornadas. A continuación la reseña de la primer noche preparatoria y finalmente algunas informaciones importantes acerca de la organización.

Un afectuoso saludo para todos ustedes,
Comisión de organización.

"Patologías de la identificación en una Trinidad moderna"
por Miquel Bassols

Hace unos meses aparecía en la prensa la noticia de una mujer inglesa de 53 años que había dado a luz a su propia nieta. Se trata del caso Trinity. Más allá de la excepcionalidad, el caso planteaba cuestiones fundamentales sobre la nominación y la identificación, sobre la función del padre y de la madre, sobre la incidencia de la ciencia en lo real y, cabe indicarlo, sobre el estatuto moderno de la Trinidad. Annie Casserley, que ya tenía cuatro hijos propios, se convirtió en madre de alquiler después de que problemas médicos dejaran estéril a su hija de 35 años. La niña nacida fue llamada Annie Trinity Hattersley en honor a su madre-abuela. Escogieron el nombre de Trinity debido a que fueron tres las personas implicadas en el nacimiento. Leída así, la Trinidad en cuestión podría parecer compuesta por la abuela (Annie), la madre y la hija (Annie). La Sra. Hattersley tenía sus razones: "Esta hija ha sido un milagro desde el principio hasta el final y todo gracias a mi mamá (...) Cuando me sugirieron el alquiler no quería que una extraña trajera al bebé, quería alguien en quien confiara". El Sr. Hattersley, a pesar de sus primeras reservas, estuvo finalmente de acuerdo ante esa extraña familiaridad de lo "Unheimlich". El equipo médico había sopesado las circunstancias: el hecho de que la abuela Annie no hubiera sido fumadora y gozara de buena salud se adujo como un punto a favor. Hay otros casos de este orden. Es de subrayar que se trate siempre de la madre de la madre. ¿Sería de menos confianza alquilar la madre del padre?

En todo caso, aparece un uso del nombre que suelda las generaciones, superponiéndolas en una Trinidad que parece pasarse muy bien del padre. ¿Habrá, pues, Trinidad sin padre? No se trata de vaticinar ninguna patología en especial para el sujeto Trinidad que tendrá una coyuntura cuanto menos compleja para diferenciar las generaciones. Recordemos, sin embargo, una observación del Lacan de 1953 que puede orientarnos. "Sabemos efectivamente qué devastación, que va hasta la disociación de la personalidad del sujeto, puede ejercer ya una filiación falsificada, cuando la constricción del medio se aplica a sostener la mentira." (Escritos, p. 267) A continuación, Lacan evoca el caso del propio Freud que se encontró con un "decalage" generacional de este orden en el que la madre resultaba contemporánea de un hermano mayor del primer matrimonio del padre. La posible "devastación" no es un problema, pues, de la identidad "genética" de los elementos en la estructura, no es tampoco un problema en la sincronía de las relaciones, sino en la diacronía de las generaciones, por el salto que puede darse en esa "filiación falsificada". Es ahí donde se jugará para el sujeto la apuesta de sus identificaciones.

Reseña de la primer noche preparatoria

Samuel Basz desde su trabajo "Patologías de la identificación en los lazos sociales", considerando la última enseñanza de Lacan en donde el nombre del padre se define como padre del nombre, articuló nombre del padre y nominación.

El acto de esta potencia nominante abre desde la espesura de lalengua los significantes que constituyen en tanto tal al sujeto, al tiempo que su responsabilidad, en la admisión o rechazo de ciertos significantes, instauraran las marcas de la dimensión de goce.

El amor al padre es el amor al sujeto supuesto saber nombrar, base de la transferencia vía la autoridad, la que no hay sin encarnación, problema visible en la constitución de la comunidad analítica.

En tanto "lo inconciente es la política"nominar será, más allá de su condición de semblante, anudar el sentido con lo real, realización que implica una cierta forma de violencia propia del acto de dar el valor de los significantes en juego en el campo, regulando los efectos de goce.

Samuel Basz se refirió al respecto a la particular respuesta de las Abuelas de Plaza de Mayo al efecto patológico de la apropiación de bebes, subrayando dos consideraciones:

1º- La elevación de la angustia subjetiva a la dignidad de causa del deseo, sobre el fondo de un duelo trabado por la desaparición violenta del objeto del deseo instaurado por el amor

2º- La instalación en el interior del lazo social de alternativas inéditas de elección respecto de la patología de la identificación que generó el robo de bebes.

Por su parte María Inés Negri en su trabajo "De la orientación paterna a la orientación parental", sostuvo que en relación a las "normas edípicas de la familia pequeño burguesa" (Lacan), asistimos a una subversión de roles y funciones, pero más aún en la línea de la parentalidad ya que la diferencia hombre-mujer ya no la define. La civilización contemporánea intenta borrar la diferencia y expulsar la feminidad.

En Lacan podemos recorrer el camino que va del deseo de la madre al del padre, desde la metáfora paterna que articula el deseo a la ley, otorgando la significación fálica a la pluralización de "los nombres del padre", donde deja la función simbólica religiosa del padre muerto.

Ubicando el deseo del padre articulado a una mujer, no como madre, sino como causa de ese deseo, "padre" será el que garantiza que se puede gozar de una mujer.

El padre instrumento será el que permite valerse para ir más allá. Padre herramienta, síntoma. "El nombre del padre es un síntoma, banal, pero que sirve para todo, como instrumento es el más eficaz" (J.A. Miller).

El acceso a la parentalidad por parte de las parejas homosexuales, la monoparentalidad, el alquiler de vientres, etc., abren un abanico de posibilidades que instala la incertidumbre por lo materno. ¿Quién es la madre?

Cuestión que termina siendo decisión de los legisladores, lo cual instaura la verdadera patología en la identificación: es el Estado quien la otorga.

El debate que se produjo fue amplio, fructífero. Del mismo podemos concluir que las actuales configuraciones parentales comienzan a aparecer en la clínica y desde allí se decidirá el rumbo de la teoría. Ni siquiera el último Lacan tenía la respuesta al horizonte de nuestra época; conocemos la condición de la que hay que valerse para ir más allá, generando las respuestas que puede dar el psicoanálisis.

Abelardo Anghileri

Información general

El argumento elaborado por la comisión científica, así como el índice temático y la bibliografía sugerida se encuentran en los distintos medios de difusión de la EOL (página web, La Carta, EOL Postal, etc)

Con respecto a la presentación de trabajos, los miembros y adherentes de la EOL que quieran presentar trabajos podrán hacerlo siguiendo las siguientes pautas:

La extensión de los trabajos no deberá exceder las 4 hojas escritas con doble interlineado, en letra Times New Roman N° 12, lo que equivale a 8000 caracteres.

La fecha de entrega de los trabajos será el 17 de octubre de 2006.

Modalidad de Inscripción (*)
La inscripción a las XV Jornadas Anuales de la EOL, a realizarse los días 2 y 3 de diciembre de 2006, podrá realizarse del siguiente modo:

Hasta el 31 de octubre de 2006:
General $150
ó 2 (dos) cuotas de $ 75 (la primera cuota antes del 30 de septiembre y la segunda antes del 31 de octubre)
Interior$ 120 ó 2 (dos) cuotas de $ 60 (la primera cuota antes del 30 de septiembre y la segunda antes del 31 de octubre)
Estudiantes, concurrentes, residentes, IOM e ICBA: $90 ó 2 (dos) cuotas de $ 45 (la primera cuota antes del 30 de septiembre y la segunda antes del 31 de octubre)

Desde el 1 de noviembre
General $180
Interior $140
Estudiantes, concurrentes, residentes, IOM e ICBA: $100

(*) Como es de público conocimiento, las actuales disposiciones del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires exigen que nos veamos obligados a limitar la capacidad de los salones del hotel donde se desarrollarán las Jornadas Anuales. Por tal motivo, el número de inscriptos a las mismas es limitado.

Comisión científica: Roberto Mazzuca, Fabián Naparstek, María Inés Negri, Silvia E. Tendlarz.
Comisión de organización: Gabriela Basz, Sonia Mankoff, Kuky Mildiner, Marcelo Olmedo, Manuel Zlotnik.