APP EOL para móvilesAPP EOL para iOSAPP EOL para Android
Prensa
América

2017
2016
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006
2005
2004
2003
1999
La depresión, una enfermedad del género humano
 
« Todo el mundo pasa por estados de humor depresivos »
Jacques-Alain Miller, psicoanalista y directo de la revista « Le Nouvel Ane ».
 

« "Usted tiene altos y bajos ? Entonces, usted es bipolar. Es una enfermedad, no es grave, es como el dolor de espalda, se cura, hay píldoras que son justamente para eso. Esto es lo que se escucha cada vez más a menudo de vuestro médico. En la radio, la tele, en una guía que se editará en un millón de jemplares, una propaganda masiva en cascada. Las campañas anti depresión, son un peligro público. El deber de los psicoanalistas, es alertar al Estado, a los medios y a todo el mundo. En el mundo entero, una parte de la burocracia sanitaria ha emprendido la tarea de medicalizar la tristeza, y de hacer vender a más no poder los antidepresivos, medicamentos, a veces útiles, pero de uso delicado, que solo especialistas deberían poder prescribir. Euforia obligatoria. Las píldoras de la felicidad! Como en las novelas de ciencia ficción. Un bajón y empezamos a tomarlas para toda la vida. Sin embargo se ha demostrado científicamente - pero sí! - que tener momentos de tristeza es perfectamente normal. 95% de la gente conoce cada año una media de seis bajas de humos o de la estima de sí. El 5% restante tiene suerte. Pero son normales? ?

Los estados de humor depresivos existen en todo el mundo. Si se plantea sobre ello un diagnóstico clínico de depresión, es lo mismo que decir que la depresión es la enfermedad del género humano. Es posible, pero entonces, cómo curarla sin hacer desaparecer al hombre, y a la mujer en el mismo movimiento? Algunos sueñan por otra parte, con quitarnos toda aspereza, que la biotecnología permitirá mañana desembarazarnos de la sexualidad, de la depresión...Todo unisex, una sonrisa fija sobre el rostro. Y, sobretodo, que ya no nos hablemos, eso para lo único que sirve es para crear malentendidos. Los altos funcionarios afiebrados por la caza mundial de la depresión no saben lo que hacen. Su discurso busca insinuarse en lo más profundo de cada uno, y recubrir con su baba nuestras emociones más intimas. No, eso no! Es el horror. Y además, odian al psicoanálisis, es lógico: sueñan con erradicarnos al mismo tiempo que a la depresión. Y bien, vamos a ver lo que vamos a ver!"

 
Traducción. Silvia Baudini