APP EOL para móvilesAPP EOL para iOSAPP EOL para Android
Prensa
América

2017
2016
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006
2005
2004
2003
1999
Rosario/12 | Página/12 | Psicología | Jueves 31 de Julio de 2008
La lógica amorosa vista por el psicoanálisis Nudo de amor a través del síntoma
 

Por Oscar Zack [*]

El lazo entre los sujetos en el mundo contemporáneo, dice Zygmunt Bauman en su libro Amor líquido, se caracteriza por su fragilidad, con la consecuencia directa de inseguridad que esta forma de lazo produce. Esta fragilidad se fundamenta allí en que los lazos duraderos suelen ser una carga pesada. Un lazo duradero limitaría entonces la posibilidad de encontrar otro partenaire que se adecue más a las expectativas de cada uno. Esta concepción pragmática utilitarista, que prescinde del amor, permite captar por qué el psicoanálisis y esta versión de la modernidad no hacen "una buena pareja".

La unión entre el síntoma y el amor bajo un sintagma implica proponer una conjunción inusual entre estos significantes; empero, desde una perspectiva psicoanalítica, adquiere toda su lógica ya que toda elección amorosa, de pareja, suele ser ¿para todo sujeto? un síntoma. Ahora bien: ¿qué es lo que une con cierta consistencia a los seres hablantes? Es indudable que la sexualidad no es la respuesta adecuada. Y con el amor solo, no alcanza.

Nuestra tesis, siguiendo a Lacan, es que sólo el síntoma de cada cual (verdadero fundamento de la pareja) logra hacerlo, en la medida en que encuentra en el otro su suplemento. El psicoanálisis permite captar cómo, en toda unión amorosa, el síntoma de un sujeto entra en consonancia con el síntoma del otro. Esta perspectiva permite entender el aforismo lacaniano "el amor es siempre recíproco", lo cual no quiere decir que sea simétrico.

El síntoma neurótico es el recurso de los sujetos para suplir la ausencia de una fórmula que escriba la relación entre los seres sexuados. Porque no hay un lazo natural que articule la relación sexual, hay síntomas. Así, se abren dos perspectivas: la que se inscribe bajo la manifestación de los disfuncionamientos, claro equivalente de un síntoma neurótico, funcional al sujeto. Y la otra perspectiva, denominada por J.-A. Miller, "partenaire-síntoma", que es la que permite abrir una oposición entre la dimensión cerrada de satisfacción inconsciente del síntoma neurótico y la dimensión del amor que se abre al Otro. El amor aquí es lo que diferencia al partenaire de ser un puro síntoma neurótico.

En el lazo amoroso, podemos decir que para todo sujeto hay algo del otro que no le es ajeno.

 
 
Notas
* Director y Analista Miembro de la EOL. Estará en las Jornadas de la EOL Rosario sobre "El amor y el síntoma". e-mail: zack@arnet.com.ar