APP EOL para móvilesAPP EOL para iOSAPP EOL para Android
Prensa
América

2017
2016
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006
2005
2004
2003
1999
La Voz.com.ar | Jueves 19 de febrero de 2009
¿La infancia encarcelada?
 

Por Diana Paulozky [*]

Así se titula un artículo que la psicoanalista de la EOL escribe en un diario de la ciudad de Córdoba, a partir de la polémica abierta con respecto a la necesidad de internación psiquiátrica de los niños, coincidente con un momento en que en esta provincia, el gobierno provincial proyecta cerrar la colonia psiquiátrica más antigua y con mayor cantidad de pacientes de la provincia de córdoba.

Mientras que las puertas de los hospicios se abren y nos hacen revisar el lugar de la locura, el síntoma de internación infantil no sólo cuestiona la eficacia terapéutica, sino que también exige un posicionamiento ético.

¡Cómo no sorprendernos cuando leemos un pedido de mejoras edilicias para internar niños psiquiátricos! (Ver nota del 14-02-09 en este diario).

¡Cómo no sorprendernos, insisto, que aún cuando quien firma la nota admita que el número de camas no resuelve el problema, convierta al niño en un dato estadístico basado en el código del DSM4!

Hoy la estadística se convierte en el nuevo ordenador de patologías, abriendo un mapa que distingue tantas enfermedades como medicamentos puedan crearse.

Es seguro que no existe aún la píldora contra el desamparo, o la soledad, ya que el DSM4 no lo contempla.

Como decía el escritor H. Melvilla: "El dolor se esconde en la soledad… por eso juzgamos que no existe".

En un mundo en que todo es cuantificable, la estadística no sólo indica lo que es normal o patológico, sino que hace existir problemáticas diversas bajo un mismo signo: todos trastornos psiquiátricos que impregnan el imaginario sin distinción.

¿No será que a modo de rechazo a esas fórmulas que lo tratan como objeto, el adolescente se agrupa bajo nuevas identidades que se proliferan como tribus urbanas?

¿Se trata de niños psicóticos o de abordajes ortopédicos que van de la mano con la maquinización del hombre?

Es increíble que a pesar de los avances de la comunicación, en nuestro país se siga tratando a los niños con Ritalina, cuando en Europa hace años que la población sabe que el remedio puede ser peor que la enfermedad.

Lo notable es que la nota sobre la necesidad de internación infantil, aparezca en el mismo momento que el Ministro de Salud de la Provincia, Dr. Oscar González, abona la idea de desmanicomializar los pacientes psiquiátricos. (Ver nota del 16-02-09 en este diario).

Lo interesante del planteo del Ministro es que no sólo da un fundamento profesional constatable, los internados no se curan, profundizan su exclusión y aislamiento; sino que relaciona la política de salud a un posicionamiento social: "O se hacen más manicomios o se está en contra de las condiciones degradantes".

Claro que exclusión, aislamiento, degradación, no son trastornos cuantificables ni figuran en ningún nomenclador.

Mientras que las puertas de los hospicios se abren y nos hace revisar el lugar de la locura, el síntoma de internación infantil, no sólo cuestiona la eficacia terapéutica, sino que exige un posicionamiento ético.

Lo positivo del debate es que permite otros abordajes clínicos que conmuevan los encasillamientos que rigen un mundo tipificado y cuantificable al punto de producir "niños psiquiátricos".

Hace más de cincuenta años un psicoanalista francés, Jacques Lacan, cambió la psiquiatría de su país con nuevos abordajes terapéuticos que conmovieron la economía de las burocracias y dieron a la psicosis el estatuto y la dignidad de sujetos con posibilidad de ser tratados.

Podemos discutir los distintos abordajes terapéuticos, a condición de relacionar la salud con las políticas sociales, o sea de estar advertidos una vez más, que no hay clínica sin ética.

 
 
Notas
* Psicoanalista Miembro de la EOL y de la AMP.