APP EOL para móvilesAPP EOL para iOSAPP EOL para Android
Prensa
América

2017
2016
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006
2005
2004
2003
1999
Télam | Sábado 28 de abril de 2012
Jacques-Alain Miller cerró el VIII Congreso de la Asociación Mundial de Psicoanálisis
 

Por Pablo Chacón

El psicoanalista francés Jacques-Alain Miller, albacea de la obra de Jacques Lacan, cerró, con una conferencia magistral, el VIII Congreso de la Asociación Mundial de Psicoanálisis (AMP), que preside el argentino Leonardo Gorostiza.

En un acto en el auditorio del Hotel Hilton de esta capital y ante 2400 personas, el autor de "Psicoanálisis y política", tomó la palabra durante aproximadamente una hora para referirse a las ponencias escuchadas y para anunciar la temática que se tratará en el noveno congreso, que tendrá en París (Francia) en 2014.

En un tono mesurado, aplacada toda gestualidad teatral, Miller se ayudó de algunos apuntes pero pareció improvisar parte de su discurso, preparado especialmente para la ocasión. En una mesa al costado del atril, se encontraba Flory Kruger, encargada de la organización del congreso.

En ese sentido, los encargados de la organización dijeron a Télam que era "la primera vez que a los 740 miembros fijos de la AMP" se sumaron casi 1800 personas más, muchos adherentes de la Escuela de Orientación Lacaniana de la Argentina (EOL) pero también cantidad de estudiantes y curiosos.

Miller se refirió a la última etapa de la enseñanza de Lacan (que falleció en 1981) y en especial al concepto de "real", y bautizó, a modo de prueba, al próximo congreso, como "El desorden de lo real".

Si se tiene en cuenta que esta versión se llamó "El orden simbólico en el siglo XXI no es lo que era", su continuidad celebrará las consecuencias de estudiar -en la clínica y en la sociabilidad- los efectos de las nuevas tecnologías de la información, la medicina, la genética, la ciencia, sobre las condiciones de goce de los sujetos que la soportan.

Es decir, constatar en uno y otro campo el peso de lo real de la ciencia en la destrucción del lazo social y en los síntomas sobre los cuales los posibles analizantes llegan a los consultorios. Y si existe entre esas dimensiones una relación axiomática.

La exposición resultó fácil de seguir pese a las referencias a la filosofía de Aristóteles y de Santo Tomás de Aquino, la literatura de James Joyce y el campo abierto por la física clásica, la física cuántica, la linguística estructural y la economía global.

Miller es director de enseñanza en la Universidad de Vincennes VIII, cerca de París, como muchos de sus amigos: Francois Regnault y Alain Badiou, los más notables. Está casado con la doctora en Filosofía Judith Miller, hija de Lacan y Sylvia Méklas. Además, es la presidenta de la Fundación del Campo Freudiano.

En estos días se escucharon 162 ponencias, y hubo representantes de todas partes del mundo: argentinos, franceses, brasileños, uruguayos, colombianos, mexicanos, venezolanos, chilenos, griegos, españoles, italianos, ingleses, eslovenos, belgas, suecos, cubanos y japoneses.

Entre las novedades pudo escucharse a Francois Ansermet, un neurobiólogo que también es psicoanalista, refutando las verdades reveladas de la digitalización de las zonas del cerebro donde estaría situado el inconsciente. La superchería, sin embargo, no tiene pocos aliados en esta cruzada global contra la invención freudiana.

Finalmente, Miller dejó en el aire una frase -inspirada en el estudioso del neoplatonismo renacentista, Francis Yates- que hace equivaler lo real con la naturaleza: "Lo real es la naturaleza sin ley".

 
 
Notas
* Fuente: Télam