APP EOL para móvilesAPP EOL para iOSAPP EOL para Android
Prensa
América

2017
2016
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006
2005
2004
2003
1999
La Voz del Interior | Miércoles 8 de Agosto de 2012
Las terapias breves "tienen muy corto alcance"
 

Por Josefina Edelstein

Las terapias breves "tienen muy corto alcance"Adriana Testa, presidenta de la Escuela de la Orientación Lacaniana (EOL) de la Argentina. Para la psicoanalista , "son métodos de domesticación".

Adriana Testa, presidenta de la Escuela de la Orientación Lacaniana (EOL) de la Argentina, estuvo en Córdoba para dar una conferencia en el marco de las jornadas anuales sobre "Eso de lo que no hablan las clasificaciones", que organizó la filial local.

- Hay pacientes que temen que se interprete el lapsus de lenguaje en forma muy literal y que los terapeutas cometan errores al interpretarlos.
–¡Ese es el valor de un lapsus! Eso que alguien dice literalmente en un traspié al hablar y quiebra así el sentido de lo que quería decir. Esta creación freudiana ya forma parte de nuestra cultura, lo usan terapeutas, políticos, artistas, etcétera. Más bien habría que preguntar quién no está advertido sobre este asunto. Los analistas, por nuestra función, sabemos que sólo bajo los efectos de la transferencia eso puede ser puesto en consideración de… interpretar, y en rigor, decir interpretar ya es decir mucho en nuestra práctica.… Es un avance contar en nuestra cultura con esa invención freudiana.

–A problemas acuciantes, se busca soluciones rápidas, que permitan levantar la cabeza y el cuerpo y seguir andando. ¿Qué opina sobre la alta penetración de nuevos tipos de terapias breves?
–Son métodos de domesticación, organizados en manuales de procedimientos, con un alcance muy corto. Los efectos son breves, no sólo las terapias implementadas. La figura que usted usa, levantar la cabeza y el cuerpo y seguir… es la que mejor remite a esos métodos pautados según una norma que define lo normal en nuestros medios sociales. Es una respuesta acorde con la idea de disfuncionamiento, de trastorno, para cada desperfecto una solución, según indica un manual de procedimiento. De este modo se pierde la dimensión existencial de un padecimiento en la vida de alguien y para decirlo con Freud, los pensamientos que afectan un cuerpo…

–El psicoanálisis siempre dio que hablar y últimamente aparecieron ficciones que lo toman como fuente de inspiración. "En terapia" es la muestra televisiva más clara, una versión argentina de la original israelí, que se emitió por TV Pública. ¿Qué opina del programa?
–He visto sólo los avances de la serie local y algunas partes más. Por un lado, es una prueba del grado de inserción que el psicoanálisis tiene en la cultura. Está allí en un programa de la TV argentina, norteamericana, israelita; en el cine, en el teatro, en la literatura, en la pintura… Por otra parte, en particular esta serie, así como difunde, también banaliza su práctica. Por caso, que el psicoanalista intervenga activamente diciendo todo lo que pasa en la situación. La telenovela se va tramando así, parece, ¡de un modo un poco furioso se van diciendo todo analistas y pacientes… auténticamente!

–¿Este tipo de ficción puede generar expectativas distorsionadas?
–El modo en que esto afecte a quien haga una consulta ya es parte de lo que viene a decir. Las expectativas, sean las que sean, son la clave para abrir el juego.

–¿Por qué los argentinos somos "fanáticos" de "ir a terapia"? Entre otras fuentes, "The Wall Street Journal" publicó en 2009 que es el país con más psicólogos por habitante.
–¡Fanáticos! Una respuesta a esta pregunta supone estudios históricos, antropológicos, sobre los modos de inserción de las prácticas psi en nuestro país y su relación con el lugar que han ocupado y ocupan otras prácticas, como las religiosas, políticas, el modo en que se constituyó nuestra sociedad, los movimientos inmigratorios, las expectativas, ideales, modelos de vida que confluyeron en estas nuevas tierras con los inmigrantes. No conozco de cerca estos temas. Los menciono porque creo que son algunas de las variables que pueden dar respuesta a este fenómeno.

–¿Cuál es la diferencia entre el psicoanálisis y el psicoanálisis "lacaniano"?
–En rigor, no hay tal diferencia. Sí podemos hablar de las diferencias que Jacques Lacan introdujo en el amplio campo del psicoanálisis. Es un antes y un después en la historia del psicoanálisis. En primer lugar, la diferencia entre los que simplemente lo leen y lo comentan, y los que además de leerlo sostienen en su práctica las innovaciones que Lacan introdujo en el manejo del tiempo de las sesiones y en el modo de concebir la función del analista.

–El manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM, por su sigla en inglés) está elaborado por más de mil profesionales y buen número de organizaciones y representantes de diversas corrientes, que trabajan sobre estudios de campo en todo el mundo para proponer criterios diagnósticos generales y universales. ¿Esto supone algún problema para los profesionales y, sobre todo, para las personas (pacientes)?
–Esos problemas no son homologables. Los efectos de la exigencia de universalizar los diagnósticos traen consecuencias de muy diferente índole para quien aplica el DSM y para quien lo recibe como diagnóstico. La generalización disipa las diferencias. Por ejemplo, "depresión" es una clasificación que incluye indiferenciadamente estados de tristeza, de hastío, de culpabilidad, etcétera y desplaza la melancolía, una estructura de la psiquiatría clásica que Lacan retoma seriamente en la clínica. La generalización produce un efecto de epidemia.

Desviación
Es posible entonces, que se hable de la epidemia de trastornos mentales o de varias epidemias relacionadas con lo "psi", ya que según anticipan psicoanalistas de EOL Córdoba, con el DSM V a publicarse en 2013, nadie quedará a salvo de cargar con un rótulo que lo marque con cierta desviación de lo "normal".
Según Testa, la EOL se ocupará en las próximas Jornadas, en Buenos Aires, diciembre del 2012, del tema de la epidemia de las clasificaciones: "será una buena ocasión para continuar con las investigaciones que se vienen haciendo sobre estos temas y elucidar también el alcance que tienen los estudios centrados en estadísticas y protocolos que pretenden ser aplicados a todos por igual borrando toda diferencia, en particular, la de los síntomas como formaciones del inconsciente y satisfacciones sustitutivas".