APP EOL para móvilesAPP EOL para iOSAPP EOL para Android
Para suscribirse a EOL postal escribir a gretastechereolpostal@gmail.com
Publicaciones
On line

Virtualia
Entrelibros
Cuatro+Uno
El Caldero Online
Boletín Discontinuidad
Lacan Quotidien | Lacan Cotidiano
Referencias en la obra de Lacan
e-textos
Otras publicaciones on line
RedAcción
Número 1 - Octubre 2003
 
Editorial

La Red inaugura su boletín, a través del cual se promueven lazos entre sus integrantes y las diversas instancias: de debate, información y puntuación que esperamos, den lugar a extraer una enseñanza del trabajo realizado.

En este primer número abordamos la admisión, por la vía de una pregunta formulada a dos admisores de diversos períodos de la Red.

Marisa Morao y Adrián Scheinkestel, responden acerca de lo particular de esta práctica:

Siendo la admisión de pacientes una práctica que se realiza en diferentes instituciones del ámbito de la salud, ¿Cómo situar lo singular de la Orientación lacaniana, en la práctica de admisión?

La singularidad de la admisión, por Marisa Morao
A pocos meses de realizar entrevistas de admisión en la Red Asistencial considero que una de las cuestiones para pensar gira alrededor del uso que hacemos de las normas.La función del admisor participa en la estructura organizativa que incluye ciertas normas, soporte del funcionamiento universal. Es lo que la estructura comporta de necesario. Sin embargo si somos más o menos consecuentes con la política de la Escuela -parece una obviedad pero vale la pena recordar que la Red no es una apuesta autónoma- el admisor debe dar lugar a aquello que escapa a lo necesario, es decir a la contingencia. La definiría entonces como una función que debe ser tensada entre lo necesario y lo contingente. Creo que de alguna u otra forma se trata de hacer resonar en estos encuentros que la Orientación Lacaniana admite un "uso posible" del psicoanálisis para cada demanda en particular.

El instante de ver, por Adrián Scheinkestel
Más allá de su función diagnóstica, la práctica lacaniana de la Admisión se orienta desde el primer instante (instante de ver) con los efectos de la prisa. La prisa es un recurso precioso tomado de la conceptualización del tiempo lógico, explotado muy tempranamente por Lacan en su práctica. En la admisión, en ese primer y único encuentro con el paciente, la apuesta es a la conjunción, lo más certera posible, de la intimación (ligada a la ley del Otro) por un lado, y la intimidad (en realción a la aproximación a lo más singular del sujeto) por otro. Considero función del admisor, propiciar de algún modo posible, la transferencia con el psicoanálisis, es decir, la admisión del sujeto por el propio paciente, capaz de responder por su inconciente.

Información
El 30 de setiembre a las 21 hs. tendrá lugar en la EOL, el Ateneo "Una madre y una hija consultan a la Red", con la participación de Nora Silvestri y Adriana Luka.
Esperamos resonancias, escribir a: msalgado@2vias.com.ar