APP EOL para móvilesAPP EOL para iOSAPP EOL para Android
Publicaciones
On line

Virtualia
Entrelibros
Cuatro+Uno
El Caldero Online
Lacan Quotidien | Lacan Cotidiano
e-textos
Otras publicaciones on line
Dossier sobre la Comisión de Garantía de la AMP
Jacques-Alain Miller on line
 
14-04-2017
El diario Extimo de Jacques-Alain Miller

Décimo primera entrega

Viernes 14 de abril de 2017

EDITORIAL
Día de vacaciones. Voy a perder el tiempo en mis bibliotecas y ordenarlas. Me alegro de recibir la última parte de la trilogía consagrada por Jean-Pierre Deffieux a la homosexualidad masculina. Este me asegura que continuará dirigiéndome su prosa para el Diario éxtimo.

Apenas anuncié la formación de "El instante de ver" como la "réplica republicana" al grupo "Sentido común" recibo de Agnes una doctrina clave en mano, que publico con gusto.

Finalmente, mi amigo Antonio Di Ciaccia, que debe tomar la palabra esta tarde en un Congreso sobre la traducción, me entrega su conferencia, de la que tengo la exclusividad para el Diario.

Ilustraciones: marionetas sicilianas, fotografías por Eve Miller-Rose.

PARA VIVIR FELIZ VIVAMOS SINGULAR !!
por Jean-Pierre Deffieux

Jacques-Alain Miller preconiza « el coming out generalizado que tardó demasiado». Ah… Emmanuel… Un esfuerzo más ! A usted no le falta coraje! Vaya! Hay tantas cosas aun para desenpolvar, liberar, dejar ser en nuestra vida sexuada.

Indiqué en mi último texto que si algo es seguro es que la pareja Macron no es una cubierta. Pero lo que también es seguro, es que hicieron de todo en este último año para hacer silenciar "todos esos rumores"1.

Una de las cosas mas difíciles de digerir fue la de Nicolas Sarkozy en Le Point en mayo de 2016 : « Qué quiere que piense? Es cínico, un poco hombre, un poco mujer, es la moda del momento. Andrógino. Lo que gusta en Macron, es que siempre se ama a aquello que no están obligados a elegir"2 »

La posición de EM frente a estos diversos « ataques » fue confiarle todo, compartir todo día tras día con su esposa: "Los Macron, que están muy decididos a dar buena cuenta de esas maniobras nauseabundas, tomaron la costumbre de contarse cada noche lo que escucharon uno sobre el otro»3. Este ente sí es simpático, pero el candidato se dirige a Francia!

Muchos piensan o dicen: "Tengo ganas de votar por Macron, pero me molesta que no asuma su homosexualidad4 »

De la adolescencia a la treintena y más allá, la juventud no tiene ganas de ocultarse. Tiene ganas de vivir su sexualidad y sus amores libremente, autorizándose de los retrasos, de los tiempos para elegir su vida sexuada. Pienso incluso que la identidad homosexual: "El o ella es homosexual" pronto estará fuera de moda. No hay más de Una vez por todas: se ama a un hombre y luego un día se encuentra a una mujer y la contingencia les abre una nueva vía. Ya no hay el Otro para dictar su ley, para decir lo que conviene y lo que no.
Entonces, querido Emmanuel, daría votos a su favor si usted llegara a desmarcarse francamente del pasado, de la vieja tradición de inhibiciones.

La mano derecha de Marine Le Pen, dijo en una entrevista realizada en France Info que asume plenamente su "gaytitud": "Yo soy moderno, vivo en el siglo XXI". Qué pena que lo haya reservado a ese dominio! Pero aún más lamentable que sea un miembro de la extrema derecha al que debe reconocerse esa actitud.

Una primicia para terminar. Leído en el site Citégay hace algunos días: "El primer ministro de Luxemburgo y su "compañero" (casados) Gauthier Destenay, arquitecto belga, fueron recibidos muy oficialmente por el Vaticano en ocasión del encuentro de los 27 dirigentes de la UE con el papa Francisco el 24 de marzo de 2017. Fueron recibidos por Monseñor Georg Gänswein, prefecto de la casa pontificia y secretario personal del papa Benedicto XVI."
Si hasta el papa lo hace!

  1. Derrien Caroline, Nedelec Candice, Les macrons, Fayard, 2017, p. 139.
  2. Ibid., p. 133.
  3. Ibid., p. 141.
  4. Ibid., p. 138.

REFLEXIONES SOBRE « L'INSTANT DE VOIR »
por Agnès Aflalo

« L'instant de voir » toma acto del formidable éxito de la opinión ilustrada movilizada en poco tiempo. Testimonia de una relación con el derecho de los psicoanalistas de orientación lacaniana a lo Real que interpreta. El ejercicio del discurso analítico necesita una democracia en ejercicio. Se trata de crear y volver perenne una acción estructurada que recuerde los derechos fundamentales democráticos sin los cuales el discurso analítico ya no es posible.

Desde 2003, año del asesinato fallido del psicoanálisis hasta 2017 donde lo que corre el riesgo de hacerse asesinar es la democracia, pasaron casi 15 años, años que muestran que el DA está en la vanguardia para percibir y predecir el malestar en la democracia y organizar la respuesta. Táctica, estrategia y política son indisociables. Un psicoanalista digno de ese nombre no puede ignorarlo.

La opinión ilustrada y los psicoanalistas pueden constituir un formidable trampolín para hacer vivir en acto el tríptico "Libertad, igualdad, fraternidad" en el respeto de las diferencias de cada uno.

« L'Instant de voir » transciende los partidos políticos. Reúne bajo su bandera a los partidarios de la democracia que por otra parte no vacila en interpretar. El bien decir es de rigor.

No podemos confundir a todos las candidaturas a la presidencia. Hay una frontera entre los demócratas y el totalitarismo, cualquiera sea el semblante con que se disfrace.

« L'Instant de voir » se incluirá de ahora en más en la vida del país en todos los grandes temas sociales.

LACAN, TRADUCTOR
por Antonio Di Ciaccia

Umberto Eco en Dire quasi la stessa cosa 1, libro en el que refiere su experiencia de traductor y de autor traducido, se hace la pregunta: "Qué es traducir?" La respuesta que se da: "decir lo mismo en otra lengua" conlleva, dice que hay que tomar en consideración al menos los puntos siguientes: ante todo se trata de establecer lo que significa "decir lo mismo", poniendo el acento en el término "mismo". Luego hay que saber a qué se refiere la "cosa" en cuestión.

Tercer problema: saber lo que "decir" quiere decir. Llega a la conclusión: el traductor no logrará nunca que la cosa dicha sea la misma. Lo logrará "casi".

Veremos esos puntos en relación con la traducción en ese campo que es el psicoanálisis, al menos, lacaniano.

Antes de proceder, debo decirles que mi preparación no me conducía a hacer de traductor. No soy traductor de formación. Sin embargo, sigo la enseñanza de Lacan desde hace casi 50 años, y hace casi 30 años Jacques-Alain Miller me propuso ocuparme de la traducción al italiano y de la revisión de los seminarios ya traducidos de Lacan. De este modo traduje o revisé 14 seminarios de Lacan, numerosos textos, digamos menores, y finalmente la traducción de los Otros escritos. La mayoría de esos volúmenes fueron publicados por la editorial Einaudi y algunos en Astrolabio.
Preciso que no trabajo solo, sino con un equipo compuesto por 3 personas :mi mujer Michelle de lengua francesa, una joven lectora italiana y una gran experta de editing de formación plurilingüe.
Voy a partir de una constatación: en el dominio que es el del psicoanálisis lacaniano, hay que rendirse a la evidencia que lo que traducimos es un texto que ya está en su tercera traducción.

Freud es un traductor

La primera traducción fue efectuada por Freud. La obra de Freud ya es una traducción por el hecho que pone en su lengua lo que recoge de los dichos de ciertas histéricas. En lugar de ubicar esos dichos o esos signos del cuerpo en el placar de los archivos médicos, Freud los escucha y reconoce allí un sujeto del decir que lo orienta para reconocer allí algo completamente inédito que llamara inconsciente. Freud dará voz a este inconsciente, aunque tratará de sistematizar esos dicho buscando apoyo en una psicofisiología que tendrá como horizonte la ciencia y sobre la literatura que tendrá como horizonte la creación de una nueva mitología cuyo punto culminante será el hallazgo freudiano del "padre de la horda".

La esperanza de Freud es de tipo cientista: algún día se logrará dar cuenta del inconsciente. Es una lectura de su Wo Es war, soll Ich werden.

Esta traducción que tiene lugar entre los dichos y los signos que toman cuerpo en los síntomas y la lengua que Freud utiliza para dar cuenta de ello, podrá, me parece, ser abordada al menos al revés, con la modalidad de traducción que Jakobson llama intersemiótica.2.

La traducción lacaniana de Freud
Lacan en su retorno a Freud va a operar su propia traducción del descubrimiento freudiano. Y estamos en la segunda traducción de la teoría analítica. En realidad esta traducción Lacan la hará en varios tiempos. Aquí será necesario agregar la tercera traducción que es la que opera Jacques-Alain Miller principalmente sobre la enseñanza oral de Lacan. En lo que concierne a los seminarios se trata, cito a Jacques-Alain Miller : « de establecer un texto cuyo original no existía. […] En mi trabajo se trata de encontrar lo que Lacan quiso decir. Y que no dijo. O que lo dijo de manera imperfecta, oscura" Y continúa: "Si yo tuviera que calificar lo que hago, y tal vez lo que hubiera debido hacer más, diría: es traducir a Lacan. Es una traducción. […] Lacan se expresaba en una lengua que no era hablada sino por uno solo, y que él se esforzaba en enseñar a los demás. Y se trata de comprender esta lengua, y puedo decir, que me di cuenta estos últimos años que en definitiva, yo no comprendía verdaderamente sino después de haberlo taducido […] Y cuando digo "traducir", digo: "hacer aparecer la arquitectura".

La traducción operada por Jacques-Alain Miller hace aparecer la arquitectura que está "organizada como superficies alrededor de un vacío» 3. En el fondo

Jacques-Alain Miller traduce en lengua francesa lo que está dicho por Lacan en la propia lengua de él.

Por lo tanto, la traducción freudiana de Lacan no es sin la traducción de Miller.

Pero esta precisión pone tanto más el acento sobre los puntos que Umberto Eco proponía en su libro. La "cosa" de la que habla, a nivel del inconsciente, se reparte aquí en dos partes: la parte del funcionamiento de esta arquitectura organizada, que se revela a través de las formaciones del inconsciente, y la parte que concierne ese punto central que se presenta como un vacío.

Sigamos el movimiento
En un primer tiempo, Lacan pone el acento en lo que es el funcionamiento del inconsciente. Apoyándose en los textos freudianos que explicitan ese funcionamiento, Lacan traduce a Freud recurriendo a la lingüística. Su "inconsciente estructurado como un lenguaje" resume el funcionamiento del inconsciente freudiano. El estilo, la cadencia, el ritmo utilizados en su seminarios y en los escritos de ese tiempo dejan percibir la voluntad de ceñir la cuestión, de ir más allá a pesar de todas las dificultades encontradas, con un aire que deja percibir la magnificencia del barroco romano, la gracias de la lengua de los clásicos, una retórica a la Bossuet. A menudo con una pizca de ironía, a veces con una virulencia apasionada.

Sin embargo, sigue siendo incomprensible.

Pero esta incomprensibilidad no es el resultado de un gongorismo refinado, no se trata en absoluto de afectación o de amaneramiento. Porque la incompresibilidad no concierne al funcionamiento del inconsciente, pero su centro permanece opaco. Entonces los términos, ya sea que se trata del término freudiano das Ding o de su propio término "real". "Lo real, diría, es el misterio del cuerpo hablante, es el misterio del inconsciente"4 » Cuerpo hablante que se goza. "Nadie parece haber percibido que la cuestión está a nivel de la dimensión entera del goce, es decir de la relación del ser hablante con su cuerpo. 5 »

Lacan cambia de estilo, de cadencia y de ritmo, a medida que aborda, de una manera siempre más aguda ese centro opaco del parlêtre. En el fondo, es eso la verdadera "cosa" en análisis. Para decirlo con el último Lacan, comentado por Jacques-Alain Miller 6, no se trata ya del inconsciente transferencial sino del inconsciente real. « […] inconsciente (que no es lo que se cree, digo: el inconsciente, es decir real, solo si se me cree). 7 »

En ese nivel, en todas las traducciones, no puede decirse "la cosa". Siempre se puede solamente "casi decirla".

De este modo Lacan pasa de su estilo brillante a una palabra y a una escritura cada vez más esenciales, cada vez mas despojadas cada vez mas concisas. Como lo dice justamente « […] entiendan que juego con el cristal de la lengua para refractar del significante lo que divide al sujeto» 8. Y no es un azar si recurre a los matemas: "No es porque abordamos el matema por las vías de lo simbólico que no se trata de los real" dice 9. y finalmente no es por azar que recurre a la topología. "Cuando digo, en nombre de Lacan: la topología es lo real, lo digo sin comillas en el sentido en que para Lacan, era exactamente eso» 10, dice Jacques-Alain Miller.

Traducir a Lacan
De este modo nos encontramos entre lo verdadero y lo real. Entre los dos, hay un límite, y sin embargo de algún modo tiene lugar un encuentro por lo imposible. Del lado de la palabra, encontramos lo real bajo la forma de lo imposible de decir. Las palabas faltan para decir la verdad. Por esa razón podemos decir la vedad, pero no toda. "Incluso por ese imposible la verdad es solidaria de lo real.11 »

Hablé de Lacan traductor. Ahora bien, para traducir a Lacan, me fue necesario sumergirme en este océano. Plegarme a su estilo, a su cadencia, a su ritmo que son diferentes según los diversos momentos de su enseñanza. Las dificultades de traducirlo son tan diferentes según que se trate de su seminarios, donde Lacan busca pero siempre encuentra, y donde dibuja movimientos en espiral, cuando dice lo mismo diciendo lo contrario, o incluso dice lo contrario utilizando las mismas palabras. Son más agudas las dificultades de traducción de sus escritos que son como los "precipitados"12 de las cristalizaciones de su enseñanza donde va a entregar no un compendium, sino el punto donde se encuentra en ese momento.

Antes de traducir a Lacan, lo leo en voz alta. Incluso los textos escritos, que en mi opinión son, al menos para los textos de Lacan, del orden de lo oral. Hay que darles, tanto como a los seminarios, la sonoridad de la voz. Y no solo hay que buscar producir el mismo efecto del discurso, sino recurrir, si es posible, a las mismas posibilidades rítmicas. Por ejemplo, en los textos de seminarios del momento clásico, Lacan termina a menudo la frase con un alejandrino que puede fácilmente colocarse en la métrica por el ritmo de el
endecasillabo. Una vez traducidos, releo los textos en voz alta varias veces, hasta el momento en que el ritmo y la sonoridad sean en mi opinión satisfactorios.

Creo que la referencia que Lacan hace a la poética concierne también el hecho que, para decirlo con Unberto Eco, mientras que "el principio de la prosa es rem tene, verba sequentur, el principio de la poesía es verba tene, res sequentur » 13, lo que es conforme a lo que dijimos de la res lacaniana, la Cosa.

Dos ejemplos
Voy a terminar con dos ejemplos de mi experiencia de traductor. El primer concierne a la traducción del término « méprise », el segundo la traducción de « tout, pas-tout ».

En la conferencia realizada en Nápoles en 1967 Lacan le da como título La méprise du sujet supposé savoir 14. Lacan traduce Vergreifen, término que Freud utiliza para "los actos llamados sintomáticos" como « méprise ». En italiano Vergreifen fue traducido como sbadataggine, como si solo hubiera habido una falta de atención de parte del sujeto. En algunas traducciones italianas « méprise » fue traducido como svista, como si hubiera una falta de atención a nivel escópico de parte del sujeto. Entonces que Lacan considere que la Vergreifen supera el concepto, el Begriff (o la aprensión), y promueva la "nada" que es de estructura, constitutiva del sujeto supuesto saber. De hecho "el saber [inconsciente] no se entrega sino a la equivocación del sujeto" : en el saber inconsciente el sujeto no está como amo. Por esa razón recurrimos a un término en desuso en italiano, aunque acreditado por Tullio De Mauro y por Salvatore Battaglia 15, « mispresa », término que , como méprise, viene de mesprendre.

Segundo ejemplo, que concierne « tout » y « pas-tout ». En ese caso la traducción en italiano debe deshacer el nudo que Lacan utiliza para diferenciar dos posiciones aunque el términos sean los mismos "tout-" o, en su negación « pas-tout ». En realidad Lacan retoma dos proposiciones de Aristóteles y, aunque utiliza el mismo término, le da un giro muy diferente. En francés, como en español, el término es el mismo en los usos hechos por Lacan. Esto no es posible en italiano. Hace falta otro término y de este modo tomar una decisión en la traducción.

Sabemos que Lacan trata de ceñir el goce con cuatro fórmulas proposicionales. En las que conciernen al goce masculino, dice que en la formula, para todo x fi de x, " el hombre en tanto todo se inscribe mediante la función fálica, […] El todo se apoya entonces aquí en la excepción postulada como término, como lo que niega íntegramente a esa ( fórmula fi X)) » 16.

Un poco mas adelante, en las formulas proposicionales que conciernen el goce femenino, Lacan dice que el humano puede inscribirse de ese lado, pero "S i se inscribe en ella, vetará toda universalidad, será el no-todo, en tanto puede elegir estar o no en ( fórmula Fi X)».

Para la posición masculina, en francés el término es "todo". El hombre es "todo". En la posición femenina, la mujer es "no toda". "Tales -concluye Lacan- son las únicas definiciones posibles de la parte llamada hombre y de la parte llamada mujer, para lo que se encuentra en la posición de habitar el lenguaje". Pero como traducir: pas ànthropos leukòs y où pas ànthropos leukòs 17 ?

En francés no hay problema: todo hombre es blanco, y no todo hombre es blanco. Pero en italiano retomó la traducción latina de Boecio que traduce a Porfirio. El pas (no) aristotélico se vuelve omnis, ogni. Asi debe traducirse el "todo" y el "no todo" para la parte masculina de las formulas de la sexución. Aquí tenemos que hacer un conjunto finito limitado, consistente a condición que el enunciado que contradice lo universal le ex-sista, es decir esté afuera. Y es la función de la excepción. Y de este modo tenemos el Uno de la excepción y lo múltiple, todos los hombre.

También el lado femenino presenta dos proposiciones una existencial y una universal. Pero en la existencial, La mujer, está negada, y no dará ni soporte, ni límite, ni marco a lo universal y entonces aunque haya las mujeres, no hay "todas las mujeres". En ese contexto, la traducción será por lo tanto tutta, non- tutta.

El "tout" tiene una doble valencia. En italiano tenemos, del lado masculino, ogni, que quiere decir, tomado íntegramente, pero parte de una totalidad garantizada por la excepción, y tenemos, en la óptica de las proposiciones del sexuación lado femenino, non-tutta, que quiere decir que una parte de la mujer escapa a esta empresa que define al hombre, se encuentra no universalizable y marcada por el sello de la singularidad18.

  1. Eco U., Dire quasi la stessa cosa. Esperienze di traduzione, Milano, Bompiani, 2003.
  2. Cf. Jakobson R. (1959), Saggi di linguistica generale, Milano, Feltrinelli, 1966.
  3. Miller J.-A., L'Orientation lacanienne. « L'Un-tout-seul », leçon du 19 janvier 2011, inédit.
  4. Lacan J., Le Séminaire, livre XX, Encore (1972-1973), Paris, Seuil, 1975, p. 118.
  5. Lacan J., Je parle aux murs, leçon du 2 déc. 1971, Paris, Seuil, p. 63.
  6. Cf. Miller J.-A., L'Orientation lacanienne, « Le-tout-dernier-Lacan », 2006-2007, inédit.
  7. Lacan J., « Preface à l'édition anglaise du Séminaire XI » (1976), Autres écrits, Paris, Seuil, 2001, p. 571.
  8. Lacan J., « Radiophonie » (1970), Autres écrits, op. cit., p. 426.
  9. Lacan J., Je parle aux murs, op. cit., p. 60.
  10. Miller J.-A., L'Orientation lacanienne, « L'Un-tout-seul », op. cit.
  11. Lacan J., « Télévision », Autres écrits, op. cit., p. 509.
  12. Miller J-A., L'Orientation lacanienne. « L'Un-tout-seul », op. cit.
  13. Eco U., Dire quasi la stessa cosa. Esperienze di traduzione, op. cit., p. 56.
  14. Lacan J., « La méprise du sujet supposé savoir » (1967), Autres écrits, op. cit., p. 329-339.
  15. Cf. le voci correlative in : De Mauro T. (diretto da), Grande Dizionario italiano dell'uso, Torino, Utet, 1999 ; Battaglia S., Grande dizionario della lingua italiana, Torino, Utet, 1978.
  16. Lacan J., Le Séminaire XX, op. cit., p. 74.
  17. Aristote, De interpretazione, VII, 17b, 12.
  18. Cf. « Avvertenza del curatore dell'edizione italiana », in Lacan J., Il seminario. Libro XX. Ancora (1972-1973), Torino, Einaudi, 2011, p. 145

INVITAR A NKM
Recibí del Sr. Alain Gentes un mail donde se inquieta de que yo haya podido desear la participación de NKM en el Foro 18 dado que ella sostuvo totalmente la empresa del diputado Fasquelles en lo que concierne al tratamiento del autismo. Le pedí a Christiane Alberti que respondiera, lo que hizo en los términos siguiente.

Estimado Alain Gentes

Tomé conocimiento del mensaje que usted le dirigió a JA Miller, a propósito de la invitación de NKM al Foro 18. Me dirijo a usted para darle a conocer esta información complementaria.

Le escribí persianamente a NKM, en tanto presidente de la ECF, para hacerla partícipe de mi asombro al verla figurar en la lista de los firmantes del proyecto de resolución Fasquelles.

Se tomó el trabajo de contestarme por medio de una larga carta argumentada en la cual indicaba en esencia que en lo concerniente al tratamiento del autismo, no tenía competencia como para decidir definitivamente la controversia que conoce entre los defensores de un enfoque neurocientífico. Y que le parecía útil por el contrario tomar la ocasión de esta resolución para abrir el debate parlamentario sobre la cuestión. Y en este sentido ella aceptó ser firmante para proseguir esos intercambios. Considero que la conversación y la discución deben realizarse ante todos nuestros interlocutores políticos. En este sentido, ningún sectarismo forma parte de la Ecole de la Cause freudienne.

Por otra parte, nuestra invitación a NKM es conforme al Llamado de los psicoanalistas que invita a votar por cualquier candidato "ON" salvo por MLP.

En ese sentido, no veo en nombré de qué habría que excluir de un Foro anti FN una NKM que se diferenció a la derecha por su toma de posición anti-Le Pen y que recientemente hizo una declaración totalmente acorde a nuestra campaña. Invitada el lunes por la mañana a BFMTV y RMC, Nathalie Kosciusko-Morizet a cargo de la "respuesta republicana" en el equipo de campaña de François Fillon declaró lo siguiente : « Lucho por que el candidato de mi familia política pueda ganar esta elección, pero pienso que al lado de este objetivo y quizá antes incluso de este objetivo, hay oro que es evitar que el frente nacional tome el poder. Evitarlo porque es un riesgo enorme, que hoy es bastante concreto, es el riesgo de una Francia desfigurada, de muchos peligros para Francia y para los franceses.

NKM alerta contra « la tentación del Frente nacional »: « Más que todo y por encima de todo, hay que evitar el riesgo del frente nacional».

« EL DIABLO SOSTIENE LOS HILOS QUE NOS MUEVEN ! »
« La tierra que no miente. » Este punchline de Pétain, lo cita Onfray en el último número de Le Point, y agrega. "una fórmula que le debemos a Emmanuel Berl, gran burgués parisino, amigo de los surrealistas, emparentado con los Bergson y con los Proust, radical-socialista… »

Onfray dice la verdad. Pero por qué los tres puntos?

Milagro! Encuentro en mi desorden beethoviano el maravilloso "Tratado de la puntuación francesa", de Jacques Drillon. Me gusta sobre todo el capítulo 11, consagrado a los puntos suspensivos. Habrá que citarlo. Léelo, lector hipócrita, y sabrás mejor lo que dicen no diciéndolo.

La definición de Littré de los puntos suspensivos es nula: surge de ella que "los puntos suspensivos (indican) que el sentido está suspendido". El gran lexicógrafo no se mató, se refugió en la tautología.

Furetière es mucho mejor : « Cuando se ponen varios puntos después de una palabra, es signo que el sentido es imperfecto, que hay alguna laguna, o algo que agregar. » La palabra que cuenta es laguna.

Me viene a la memoria el dístico que compusimos hace tiempo, François Regnault y yo, para saludar la llegada de Lacan a la calle de Ulm invitado por Althusser :

A cada uno su cada una.
A Lacan su laguna
Lacan no había aun desarrollado su teoría sorprendente de la no relación sexual. Hoy habría que decir:

A cada uno su laguna
Incluso:
A cada uno agujero de ninguna (trouducune)
Y del lado de Lacan? Visto que había encontrado en una su oasis en el desierto de la no relación, diría:
A Lacan la oportuna

Sobre la definición de los puntos suspensivos, Grevisse es el más completo, pero un poco pesado. Sagan, era liviana, hasta el punto de querer aligerar los tres puntos: saben que ella quería que el editor imprimiera su título con dos puntos solamente:"¿Le gusta Brahms..?" Fargue obtuvo esos dos puntos para la primera edición de sus "Poemas" Larbaud lo aprueba por querer reprimir de ese modo elocuencia y emoción. Gide, por el contrario, culpa esas "manías" a fuerza de " « Chétincoyable, chététonnant » de allí Fargue hace surgir el acento de Auvergne. Sigo.

Los punto suspensivos de la frase de Onfray - y poco importa que sean de él o del periodista que transcribe sus palabras - invitan al lector a tomar la medida de la enormidad del hecho: un slogan de Pétain conectado a un parangón del Frente popular.

Curiosamente, queda una palabra sin pronunciar. ese primo de los Bergson y de los Proust, que otra cosa podía ser sino judío? Onfray sobre entiende esa palabra, pero no la enuncia. Y por qué?

Sin duda es porque no es temerario. En Francia, hay que cuidarse de tocar el tema judío, decía mas o menos el querido Roland Dumas el año pasado, cuando la controversia a propósito de la "influencia judía" que la Sra Valls ejercería sobre su marido. Designar a Berl por sus orígenes, y por lo tanto subrayar que el negro de Pétain era judío, por así decirlo, sería dejar entender que los judíos están en todas partes, y hasta en el gabinete negro de los perseguidores. Verdad tal vez, pero que no es ciertamente buena para decir, importuna, inoportuna. En definitiva, no es nada banal en esta historia. Berl era pacifista. Se levantó contra los judíos belicistas, instigadores de guerra con Alemania.

Maurras lo aprobó. Cuando Petain se convierte en presidente del Consejo, el último de la IIIra República, necesitaba que le escribieran los discursos. Alguien cercano se entromete para reclutar a Berl, hábil escribiente. Este se muestra a la altura de su reputación: escarbe dos discursos que serán pronunciados en junio del 40, en ocasión del éxodo, e inventa en esta ocasión dos catch phrases pétainistas : « Odio esas mentiras que les hacen tanto mal » y la estrofa sobre la tierra que no miente.

Luego Berl deja Vichy por Cannes.

Ninguna posibilidad que encuentre las Memorias de Berl en mi desorden. Ni tampoco la carta de Mauriac a Berl en los años 60 que hizo mi educación en lo que concierne al prejuicio antisemita en el catolicismo francés.

Comprendo muy bien que Onfray haya preferido los tres puntos antes que entrar en los pantanos del antisemitismo. Quizá también no quería ir gradualmente a hablar del antisemitismo rabioso de Proudhon, del que se considera un ferviente discípulo.

 

Traducción: Silvia Baudini