Para suscribirse a EOL postal escribir a gretastechereolpostal@gmail.com
Jornadas y eventos
Jornadas anuales de la EOL

XXXI Jornadas Anuales de la EOL
Jornadas anteriores
X Jornadas Anuales de la Escuela de la Orientación Lacaniana
 
Textos de Presentación
Presentación del tema de las próximas Jornadas de la Escuela: Incidencias memorables en la cura analítica

Por Ricardo Nepomiachi

El Directorio nos ha encomendado proponer una perspectiva para nuestras próximas Jornadas que tienen por título Incidencias memorables en la cura analítica.

Nos hemos orientado en los debates que tuvieron lugar en enero de este año en la reunión del Consejo AMP que en un momento determinado se constituyó en un breve seminario conducido por J.-A. Miller a partir de la consideración de los documentos sobre el Control y la Garantía elaborados por el Comité de Acción de la Escuela Una.

Este Seminario nos permite captar e introducir nuevos problemas que queremos que incidan, prácticamente, en nuestras próximas Jornadas. Tienen como horizonte el próximo Congreso AMP en Bruselas sobre la "formación de los analistas".

¿Cuáles fueron los postulados fundamentales?

Se trata de prestar más atención y dar más consistencia a la noción de practicante, al Saber-hacer del practicante.

Se torna crucial en nuestra época poder evaluar lo que nuestra práctica tiene de auténticamente psicoanalítica y... poder demostrarlo.

El problema que se debe abordar es el de la dilución del psicoanálisis en psicoterapia y poder alcanzar modos de autentificación que permitan una selección de los practicantes, una manera de hacer razonable a falta de poder ser un procedimiento racional, según afirmó J.-A.Miller en su intervencion en el Colegio Nazareno.
Es la apuesta para Bruselas.

En las cuestiones relativas a la formación analítica el pase está en el centro de nuestras Escuelas de la AMP. Nos orienta sobre la producción de analistas y esa producción logra un punto de capitón consistente que nomina al AE como uno de los términos que le compete a la Escuela en cuanto a la garantía que debe ofrecer.
Pero ahora se trata de abordar una cuestión suplementaria.

Si la formación del psicoanalista resulta de una cura, llevada hasta su término, donde es verificable el deseo del analista, nos debemos interrogar sobre la trayectoria del practicante y de su propio punto de capitón que nombra el grado AME y darle un nuevo sentido a este título. Se revela que siendo la trayectoria analizante necesaria no es suficiente en lo que hace al saber-hacer del practicante. Poder distinguir la experiencia de un análisis de la trayectoria de la práctica.

Es necesario crear un lugar para acoger la reconstrucción de la trayectoria de la práctica que permita salir del impasse, señalado en el documento sobre la Garantía de la Escuela Una, según el cual todo lo que se puede sostener es que AME es alguien nombrado por la Comisión de la Garantía. En consecuencia proponemos que nuestras próximas Jornadas sean un campo de exploración de estas cuestiones.

¿Cómo abordarlo? No de manera abstracta. Nuestra formación no está regulada, por lo tanto no la consideramos un continum de trayectoria, si bien las referencias son comunes: el propio análisis, los controles, el cartel, las enseñanzas y la propia práctica como experiencia.

Lo que se trata de captar son los momentos cruciales discontinuos que han señalado en nuestra práctica momentos de impasse y franqueamientos
Encuetros, contingencias pasadas que tuvieron un sentido de lo necesario en el modo en que cada uno se orienta en su práctica, en el deseo que le compete al practicante en su función: soportar el Acto Analítico.
El tiempo de la práctica enseña y hace olvidar, es lo que se califica como amnesia del acto. El olvido es correlativo a la destitución subjetiva como condición necesaria al analista en el discurso analítico.

La trayectoria práctica es en sí misma una experiencia de desubjetivación y el olvido no es anulación cuya causa es la represión.

Proponemos, entonces, un ejercicio de memoria -Incidencias Memorables- que vaya contra el olvido. Trabajo de rememoración, historización que encontrando lo memorable, lo digno de ser recordado, permita constituirlo en objeto de trasmisión.

Una anamnesis de la condición estructural de la amnesia del acto, para aislar lo que perdura como resto de saber: respetando la enunciación de cada uno en lo que tenga de azarosa, de singular, de invención, que asuma un cierto desvío.

Lo que surge como experiencia de una práctica recuperada del olvido, esencial para la transmisión y que pueden ser ejemplares.

Incidencias a rememorar, entonces, que dependen de la puesta en acto del discurso del analista del lado de quien lo soporta.

Incidencias de una enseñanza, el control, el propio análisis, un analizante, que en el fragmento de una cura le sea posible demostrar un cambio en la orientación, que al haber alcanzado un tope encontró la vía de su franqueamiento.