Para suscribirse a EOL postal escribir a gretastechereolpostal@gmail.com
Jornadas y eventos
Jornadas anuales de la EOL

XXXI Jornadas Anuales de la EOL
Jornadas anteriores
XII Jornadas Anuales de la Escuela de la Orientación Lacaniana
 
Textos preparatorios
¿Hay una axiomática psicoanalítica?

Por Mario Goldenberg

¿Hay una axiomática psicoanalítica? Jacques- Alain Miller, en su conferencia, " Genio del psicoanálisis", toma el término genio en diversos aspectos:

Freud como genio del psicoanálisis, genio en tanto inventor, el psicoanálisis como invención de Freud. También ubica la asociación libre como invitación a ser un genio, es decir, a no obedecer reglas previas y crear sus propios productos de palabras.

A su vez hace uso del termino genio en el sentido del carácter propio de algo. El genio del psicoanálisis seria el carácter propio del psicoanálisis. Plantea que podemos hallar este genio en el dispositivo clínico mismo, que comprende:

  1. La asociación libre, la invitación a decir todo lo que se quiera sin obedecer otra regla mas que esa
  2. La interpretación, del lado del analista.
  3. La transferencia.
  4. La respuesta peculiar del analista a ese fenómeno, su neutralidad.

En estos puntos se resume la estructura misma de la experiencia analítica. Podemos ubicar la asociación libre, la interpretación, la transferencia y la neutralidad, como los principios del psicoanálisis, tal como Freud lo inventó.

Freud no inventó standard , el problema del standard surge como una respuesta a autores como Ferenczi y Alexander, que plantean modificaciones en la práctica.

Marco Focchi lo plantea en Papers, "Regulación y sorpresa en la cura" los standards no provienen de Freud, ni del circulo de analistas vieneses, sino del intento de dar al psicoanálisis un estatuto objetivante en el marco de las ciencias naturales. Esta confluencia entre psicoanálisis y objetivación científica se encuentra en lo que se llama la neutralidad analítica, término que Freud nunca utilizó, sino que proviene de la traducción de Strachey de "Indiferenz" por "neutrality". La regla de abstinencia freudiana de no responder a la demanda amorosa, es llevada en el standard al estatuto de posición objetivante, de desapego, de no-implicación, que tiene luego como respuesta todas las doctrinas de la contratransferencia, las que intentan restablecer la simetría despedazada por la neutralidad.

En Freud, la regla de abstinencia es un principio de la práctica, porque plantea la relación analítica como asimétrica. La abstinencia a la demanda, es abstinencia a la demanda sugestiva del retorno a un estado anterior.

La demanda es siempre demanda de amor, demanda de sugestión, de identificación, de sentido. La abstención del analista es llevar esa demanda al punto donde El Otro no responde, la falta en el Otro.

Hay un mas allá de la neutralidad analítica, como neutralidad objetivante, en Lacan: el deseo del analista, el acto analítico, señalan un mas allá de la neutralidad.

Sin embargo, tenemos que ser precisos, Lacan siempre combatió el standard, pero respecto de la neutralidad, no tuvo la misma posición. Se puede decir que hasta el final de su enseñanza hay una búsqueda de una neutralidad lacaniana.

Encontramos en su ultima enseñanza en El Seminario 24, su conferencia" Palabras sobre la histeria": " Qué es la neutralidad del analista sino una subversión del sentido, a saber esta especie de aspiración no hacia lo real, sino por lo real".

En El Seminario 17, hablando de lo que distingue a la posición del analista, dice: "el único sentido que podemos dar a la neutralidad analítica, es no participar de las pasiones" (amor- odio- ignorancia) o en "El psicoanálisis y su enseñanza": "Es ese Otro, mas allá del otro, al que el analista deja lugar por medio de la neutralidad". Son estas referencias las que sitúan en distintos tiempos de la enseñanza de Lacan, diversos modos de neutralidad.

- La abstinencia de ocupar el lugar del semejante para dar lugar al A
- La neutralidad de no participar de las pasiones, en respuesta a las teorías de la contratransferencia, asumiendo la posición de objeto "a", no objetivante.
- La subversión del sentido, como aspiración por lo real.

La neutralidad como desapego, como inacción, como forma de no tomar partido, como observador científico, no está en las reglas que rigen nuestra práctica. Pero es evidente que hay en Lacan una búsqueda de una neutralidad analítica, en tanto semblante que posibilita la clínica de la sorpresa, de lo contingente, de lo imprevisto y la orientación por lo real.

Graciela Brodsky, Delegada General de la AMP, en la entrevista realizada por Silvia Baudini y enviada por EOL- Postal del 12/9/03, cuyo título es "Acción lacaniana" define "...mas allá de la neutralidad analítica, la ética del psicoanálisis supone tomar partido dentro y fuera del consultorio. Tomar partido contra los ideales del amor humano, de la autenticidad y de la no- dependencia; contra la tentación de hacer del Otro un patrimonio personal, a plasmar por él su destino, a imponerle nuestros ideales y, con la arrogancia del creador, a complacernos en nuestra obra luego de haberlo formado a nuestra imagen y semejanza (S. Freud. Nuevos caminos de la terapia psicoanalítica)":

Las XII jornadas de la EOL que se realizarán –el 6 y 7 de Diciembre en el Hotel Crowne Plaza Panamericano-, que contarán con el seminario de Francois Leguil (ECF), la participación de Bernardinho Horne (EBP) y Ronald Portillo (NEL), tendrán el desafío de dar cuenta de la "Acción lacaniana".