APP EOL para móvilesAPP EOL para iOSAPP EOL para Android
Prensa
América

2017
2016
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006
2005
2004
2003
1999
Página/12 | 9 de Agosto de 2005
La eficacia de una terapéutica
 

Por Marcela Errecondo [*]

Actualmente nos encontramos con ciertos síntomas que requieren para su tratamiento una institución, es decir un colectivo de profesionales formados y actualizados para responder a sufrimientos psíquicos singulares. Nos referimos en particular a niños que tienen dificultades para transitar por las instituciones habituales como la escuela, o incluso la familia, porque lo que manifiestan en su forma de ser obstaculiza la convivencia, la vida grupal, el aprendizaje y la educación; en fin los lazos sociales con sus semejantes. Estos síntomas que se presentan cada vez con mayor frecuencia y extensión, requieren un tratamiento para aliviar este malestar que en todos los casos son dolorosos, tanto para el sujeto como para quienes lo rodean. El sentimiento de desarraigo angustioso, impotencia y desorientación que surge en los padres y educadores, incluso en algunos pediatras, da cuenta de la complejidad que presenta este tipo de situaciones. Es necesario entonces la construcción de un lugar que pueda dar, a la par del tratamiento, un alojamiento a estos niños que suelen quedar segregados y también una protección ya que sus formas de ser los ponen en riesgo frecuentemente.

Quienes hace años venimos trabajando y estudiando para abordar este tipo de problemática de la mejor manera, sabemos de la complejidad y singularidad de cada niño y por ende de la dificultad – que a veces pueden llevar al fracaso-, cuando se trata de aplicar protocolos estandarizados a estos síntomas.

Por eso un trabajo institucional que quiera ser eficaz en el tratamiento, requiere un proyecto terapéutico para cada niño que tome las coordenadas de presentación de sus síntomas.

La práctica entre varios es una modalidad de intervención colectiva, que se basa en hacer lugar a la forma de ser de cada uno, pero fundamentalmente en su aspecto creativo y de invención. Este dispositivo terapéutico extiende cada vez mas su aplicación porque es una buena herramienta para las dificultades de los docentes en la escuela, en hospitales y centros de asistencia y consulta, para dispositivos clínicos en cárceles y también para el tratamiento de sujetos con adicciones. Sabemos de sus resultados tanto en América Latina como en Europa, siendo aplicado cada vez según los diferentes tratamientos.

Con respecto a los niños encontramos que la práctica entre varios puede ser muy eficaz para toda una serie de síntomas como las llamadas lesiones en la constitución de la personalidad y de la subjetividad que acarrea manifestaciones en la conducta, en el aprendizaje, en el llamado desarrollo social y normativo de los sujetos, los llamados trastornos generalizados del desarrollo: en el inicio de la infancia y en la niñez, en el el aprendizaje, en las habilidades motoras, trastornos de la comunicación, especialmente los trastornos por déficit de la atención y comportamiento perturbador, hiperactividad, trastorno disocial, trastorno negativista desafiante, trastornos de la ingestión y de la conducta alimentaria, trastornos de tics, trastornos de la eliminación, ansiedad por separación, mutismo selectivo, trastorno reactivo de la vinculación de la infancia, trastornos de movimientos estereotipados, trastornos de la infancia o la niñez no especificados. Retraso mental, trastorno autista, trastorno de Rett, trastorno desintegrativo infantil, trastorno de Aspeger, psicosis en la infancia, neurosis graves.

El tratamiento que se basa en una práctica entre varios, apunta a que cada sujeto pueda elaborar una creación que le permita vivir aliviado de su sufrimiento posibilitándole una forma de lazo social que no lo segregue. Nos apoyamos en diferentes y variadas posibilidades, como la relación del sujeto con el arte, o con los animales (fundamentalmente caballos, perros),con el agua, como diferentes tipos de actividades que le permitan una mejor relación a su cuerpo. No descartamos nada que pueda permitirles a estos sujetos una elaboración de su sufrimiento.

De esta forma se pretende dar una respuesta a estas patologías tan acuciantes, instalando un dispositivo de trabajo que sea en su totalidad terapéutico para el sujeto.

 
 
Notas
* Directora del Equipo 111, Centro terapéutico para niños, donde se elaboran proyectos terapéuticos acorde a cada caso. El Centro sostiene tareas de formación y asesoramiento a profesionales e instituciones y mantiene lazos científicos con la Red Internacional de Instituciones Infantiles y el Centro de Investigación de Trabajo en Equipo del Campo Freudiano. Trabaja con obras sociales en sus dos sedes de Rosario y Funes. Informes sede administrativa: 15 a 20: Tel/fax: 0341 4483764. Equipo111.