APP EOL para móvilesAPP EOL para iOSAPP EOL para Android
Prensa
América

2017
2016
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006
2005
2004
2003
1999
Página/12 | Jueves 22 de octubre de 2009
Imperio cruel
 

Por Jorge Alemán

No se puede omitir, en una aproximación a la izquierda lacaniana, el problema de la doble tradición que la determina y la asedia. Entre la tradición europea y la latinoamericana existe un hiato, un espacio que no se recubre y es inconmensurable. La tradición europea está marcada por la Shoá y el derrumbe de la Unión Soviética en su dimisión estalinista, y no ha conocido directamente las consecuencias de un genocidio donde haya estado involucrado Estados Unidos, tal como fue evidente en el caso de algunos países de Latinoamérica. A la vez, en Europa se buscó de distintos modos la rearticulación de un discurso socialdemócrata que se hiciera cargo de las distintas encrucijadas que surgen a partir de la Segunda Guerra Mundial. Especialmente lo que será el desafío mayor de la izquierda europea: no volver a derivar en una experiencia totalitaria.

En cambio, la izquierda latinoamericana ha conocido las políticas del Imperio en su versión más cruel y, por distintos motivos históricos y más allá de las críticas e impasses, nunca deseará homologar a Cuba con el derrumbe estalinista. A la vez, intentará articular su discurso en el horizonte de los movimientos “nacionales y populares”, punto de partida incierto e inestable pero inevitable, tanto por lo que impone en la asunción-invención del legado histórico como también por la exigencia de intentar atravesar el fantasma etnocéntrico que impregna el imaginario de la izquierda europea.

 
 
Notas
* Fuente: Página/12