Para suscribirse a EOL postal escribir a gretastechereolpostal@gmail.com
Jornadas y eventos
Conversación EOL 2020 TRAUMAΣ

Argumento
Organización
Dispositivo de trabajo
Inscripción
Programa
La serie, lo serio - Textos
Van tomando la palabra - Videos
Bibliografía
Noches

Trauma

La serie, lo serio

El Trauma, el psicoanalista y su acto

En torno al trauma: psicoanálisis en intensión y en extensión [1]
Flavia Valicenti

En 1967 Lacan refiere al psicoanálisis en extensión, "o sea todo lo que resume la función de nuestra Escuela, en tanto que ella presentifica el psicoanálisis en el mundo"[2]. Supuse la extensión como una cuestión cuantitativa, y abordé desde la falta en el saber y la presunción que intentaba velarla el sintagma “psicoanálisis en extensión y en intensión”. La transferencia de trabajo en el Cartel permitió bordear cierto saber.

"El psicoanalista" ¿tiene extensión? Si los analistas no son una "clase", un conjunto definido por un rasgo de identificación ¿cómo pensar la Escuela en su extensión?

Lacan esperaba que fuera desde del "círculo interno" del psicoanálisis en intensión (la experiencia analítica y el pase), a partir de su hiancia, que se produjera el horizonte del psicoanálisis en extensión, sus significaciones en relación a los otros discursos. Nos pregunta: “¿No les parece notable que, en el origen de la experiencia analítica, lo real se haya presentado bajo la forma de lo que tiene de inasimilable (…) bajo la forma del trauma?”[3]. ¿No es esta acaso una invitación a considerar lo real del trauma implicado en la hiancia del psicoanálisis en intensión? ¿No será el horizonte que se despliega a partir de dicha hiancia, aquello traumático que se reactualiza en la extensión?

Los modos de hacer etnia que Miller[4] puntualiza nos señalan la insistencia del trauma, su fuera de sentido. Los dos primeros promueven, ante el agujero estructural, la identificación con el padre ideal. Tienden a universalizar la práctica del analista. Sólo el deseo del analista en lo particular y su posición ética podrán, navegando “sobre las aguas de la intensión y la extensión”[5], otorgar cierto tratamiento al trauma. El tercero es el punto de fuga decisivo, aquel que remite al trauma en su dimensión irreductible.

Sabemos que el trauma no viene de “la realidad” -tal como Freud lo supuso en su temprana teoría de la seducción- sino que irrumpe como extraño al funcionamiento de la “homeostasis subjetivante”[6]. ¿No será en tanto estructural e inevitable la causa misma de la existencia del psicoanálisis?

Agradecemos la imagen a la artista Alicia Leloutre

NOTAS

  1. Cartel fulgurante: “La extensión del trauma”. Cartelizantes: Ailén Heredia, Florencia Gardini, Eva Picón, Flavia Valicenti. Más Uno: Andrea F. Amendola.
  2. Lacan, J., ” Proposición del 9 de octubre de 1967 sobre el psicoanalista en la Escuela”, Otros Escritos, p. 264, Bs. As.: Paidós, 2012.
  3. Lacan, J., El Seminario, libro 11, Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis, p. 63, Bs. As.: Ed. Paidós, 1987.
  4. Miller, J.-A., Del síntoma al fantasma. Y retorno, p. 418, Bs. As.: Paidós 2018.
  5. Argumento de la Jornada de Carteles 2020. http://www.eol.org.ar/template.asp?Sec=jornadas&SubSec=conversacion_2020&File=conversacion-2020.html
  6. Lacan, J., Op. cit., p. .63.