Para suscribirse a EOL postal escribir a gretastechereolpostal@gmail.com
Jornadas y eventos
Conversación EOL 2020 TRAUMAΣ

Argumento
Organización
Dispositivo de trabajo
Inscripción
Programa
La serie, lo serio - Textos
Van tomando la palabra - Videos
Bibliografía
Noches

Trauma

La serie, lo serio

El Trauma, el psicoanalista y su acto

Analista - Trauma [1]
Gisela Calderón

El rodeo dado bajo interrogantes hace decantar la elección del rasgo. Entre lo que aglomera lo fijo y lo que toca al cuerpo, articulado a la noción de trauma. Sabemos que la libido estancada empobrece la renuncia pulsional y dificulta una tramitación; coyuntura solidaria a la miseria real. El excedente perfora el discurso y se torna afable a que el goce agite, cuya exigencia en lo anímico, presenta lo traumático. El afecto liberado retorna para fijarse en un evento “que sería la causa que lo explicaría todo” señala Briole. El trauma indica que, en el “a posteriori”, algo del sujeto se desprende del mundo simbólico al que está ensamblado y permanece ajeno a su dominio.

El agujero da cuenta de la opacidad en la satisfacción donde la “discordancia” se homologa al trauma por los brincos suscitados. La interrupción de la cadena -nos dice Lacan- “verifica la estructura del sujeto como discontinuidad en lo real” y hace mella de la falta estructural. Un callejón sin salida del que el analista, orientado en la contingencia de lo real, ha de nacer en su posición porque él mismo ha “cernido la causa de su horror”, pudiendo reproducirlo -dice Lacan- respecto al analista trauma que reproduce rieles de la neurosis y, con ese modelo, el discurso analítico disuelve el privilegio que exige el goce.

El analista trauma es quien está advertido de la conmoción de goce y por ello, partenaire capaz de sumergirse en el agujero para extraer lo espeso, para surfear en lo inadecuado. Un acto y tacto diferente para hacer del mal encuentro una contorsión que habilite la operación de lograr dar sentido a lo que no lo tiene, a posibilitar un pasaje -tal cual señala Briole- “del evento considerado como una causa externa, a una cuestión del sujeto”, una historización a modo de prótesis. El analista se vale del vacío - “único modo de atrapar algo con el lenguaje”- y de la certeza de su acto, para propiciar un arreglo ameno porque se forma en el agujero, apostando a rebajar la dosis de goce, de molestarlo. Tal posición instala un margen de riesgos y cálculos, una experiencia que cuenta con “sus límites precisos” cuyo ascetismo no implica socorro ni coerción. Es la transferencia la que hace de borde y turba la disarmonía, sin desconocer los recursos del sujeto, para posibilitar la invención singular que restablezca el discurso y es en esa malla elástica donde se produce el salto que, afecto mediante, producirá su resonancia y una localización del cuerpo que lo toca de manera inédita.

Agradecemos la imagen a la artista Alicia Leloutre

BIBLIOGRAFÍA

  • Briole, G., “Traumatismo, repetición e iteración”, Colección Diálogos 3, Trauma y despertar, Guy Briole; Eric Laurent, p. 202. Buenos Aires: ICdeBA, 2019.
  • Briole, G., “El trauma: momento de crisis por excelencia”. Crónica: Guy Briole “El trauma: momento de crisis por excelencia”, por José Manuel Alvarez. AMP Blog, 2015, rescatado en: http://ampblog2006.blogspot.com/2015/05/cronica-guy-briole-el-trauma-momento-de.html
  • Freud, S,. “Histeria”. Obras completas. (Vol.1), p.116/117, Buenos Aires: Amorrortu Editores, 2007.
  • Lacan, J., “Subversión del sujeto y dialéctica del deseo”. Escritos 2, p.762, Madrid: Biblioteca Nueva, 2013.
  • Lacan, J., “Nota Italiana”, Otros Escritos, p.329, Buenos Aires: Paidós, 2012.
  • Lacan, J., “La pequeña diferencia”, El Seminario, Libro 19, … O peor, p. 11. Buenos Aires: Paidós, 2012.
  • Lacan, J., “El Uno que no accede al dos”, El Seminario, Libro 19, … O Peor, p.150/182, Buenos Aires: Paidós, 2012.
  • Miller, J, -A., “El traumatismo de lalengua”, Piezas sueltas. Los Cursos psicoanalíticos de Jacques Alain Miller, J.-A., p.47, Buenos Aires: Paidós, 2013.

NOTAS

  1. Cartel Fulgurante “Trauma y Cuerpo”. Cartelizantes: Celina Camps, Marcela Molinari, Mariela Gutierrez, Raquel Garcés, Verónica Escudero, Verónica Di Batista, Liliana Juan, Rosana Salvatori, Gisela Calderón. Más Uno: Vera Gorali.