Para suscribirse a EOL postal escribir a gretastechereolpostal@gmail.com
Jornadas y eventos
Conversación EOL 2020 TRAUMAΣ

Argumento
Organización
Dispositivo de trabajo
Inscripción
Programa
La serie, lo serio - Textos
Van tomando la palabra - Videos
Bibliografía
Noches

Trauma

La serie, lo serio

El Trauma, el psicoanalista y su acto

Trauma y acto analítico[1]
Helga Rey

Hay un imposible de simbolizar con el cual el sujeto intenta arreglárselas en busca de una “homeostasis subjetivante que orienta todo el funcionamiento definido por el principio de placer.”[2]. Ese imposible, eso no simbolizable, ese ombligo del sueño, esa opacidad de la pulsión, es lo que Lacan llama “la esencia del nudo”[3], es agujero y cierre.

Es así como al trauma lo pensamos en dos tiempos, un primer tiempo, el tiempo del troumatisme, donde lalengua agujerea lo real; y un segundo tiempo donde un saber, el del lenguaje, intenta suturar algo de esa herida, un saber que busca anudar, saber del inconsciente.

Entonces, ese primer tiempo, ese agujero y cierre, ese ombligo rastro del cobijo de un vientre que cedió lugar para permitir la inserción del parlêtre; y luego, el segundo tiempo con el que nos encontramos en el trabajo analítico.

Tomo la pregunta formulada en al argumento de la Conversación: “¿cómo juega su partida el acto analítico respecto del trauma?”[4]

Miller propone en 1996 ir al revés en la interpretación, que no sería ir al servicio del principio de placer o interpretar a la manera del inconsciente[5] , es una interpretación que buscaría una discontinuidad en el discurso que desarme el sentido.

Esta discontinuidad podría ser el saldo de un acto analítico, acto de la “buena manera”[6] , corte en busca de una defensa a derribar. Lo podríamos pensar como una bomba por explotar, diría Bassols[7], o un “pum” diría Miller[8].

Ahora bien, entonces, ¿con qué nos encontramos desbaratando esa defensa?

“Que el efecto de una interpretación, como he dicho, sea aislar en el sujeto el hueso… de non-sense”[9]; el hueso de lo real, relación del sujeto con lalengua; y ahíla esencia del nudo; ese misterio al cual solo nos podremos acercar a través de una invención singular. Y “el hecho de haber franqueado un psicoanálisis no podría ser vuelto a llevar al estado anterior”[10]

Agradecemos la imagen a la artista Alicia Leloutre

NOTAS

  1. Cartel “El acontecimiento/trauma” Carterizantes: Julia Albano-Iván Madrussan-Verónica Pagola-Helga Rey. Más Uno: Deborah Lazzeri
  2. Lacan, .J., El Seminario Libro 11, Los cuatro conceptos fundamentales del Psicoanálisis, p. 63, Bs. As.. Paidós, 1988.
  3. Lacan, J., Respuesta de Jaques Lacan a una pregunta de Marcel Ritter, 26 de enero de 1975.
  4. Conversación EOL 2020. Argumento
  5. Miller, J.- A., Entonces ssssh, p. 10, Bs. As.: Eolia, 1996.
  6. Indart, J. C., Conferencia “Políticas del amor en psicoanálisis” Organizado por COR Cuyo IOM2. 2020.
  7. Bassols, M , “Trauma y real”, Mediodicho N° 39, p. 34, Córdoba: Ed EOL Sección Córdoba, 2013.
  8. Miller J -A.,” ¿Qué es ser Lacaniano?”, .El partenaire síntoma, p. 44, Bs. As.: Paidós, 2008.
  9. Lacan J. Seminario “Los cuatro conceptos fundamentales del Psicoanálisis. Libro 11. Pág. 257-258.Paidós
  10. Lacan .J. Seminario “Lo no sabido que sabe de la una-equivocación se ampara en la morra” Libro 24. Clase 14/12/1976. Inédito