Para suscribirse a EOL postal escribir a gretastechereolpostal@gmail.com
Jornadas y eventos
Conversación EOL 2020 TRAUMAΣ

Argumento
Organización
Dispositivo de trabajo
Inscripción
Programa
La serie, lo serio - Textos
Van tomando la palabra - Videos
Bibliografía
Noches

Trauma

La serie, lo serio

El Trauma, el psicoanalista y su acto

Trauma y época[1]
Silvia Baudini

¿Cómo pensar el trauma en el momento actual? La dimensión temporal de la acción del analista está puesta de relieve en Lacan: "Mejor pues que renuncie quien no pueda unir a su horizonte la subjetividad de su época."[2]

Zadig es la invención de JAM que une a nuestro horizonte la subjetividad de la época.

El trauma responde a una contingencia: la disrupción de la lengua en el cuerpo y sus consecuencias.

Preservar el valor de lo traumático, frente a la insistencia en adormecer, elección forzada que le toca a los analistas.

JAM trabaja en su curso Punto de capitón[3] el término freudiano indifferenz[4] traducido como neutralidad benevolente (IPA), para interpretar esta indiferencia y oponerla al deseo del analista, que no es deseo de nada, hay una elección en lo que se trata de obtener.

Laurent dice que el psicoanalista testimonia del rechazo de considerar su espacio de discurso como el de una "norma sin fuerza".

¿Qué pone en juego JAM en relación al "unir a su horizonte la subjetividad de la época"?: en la posición misma del analista hay una elección, el término "atención flotante" lo traduce como "la puesta en suspenso igual", y dice que se refiere a la escucha del analista y no a su acto.

Da 3 términos:

1) Comprometerse: término sartreano que implica que el intelectual tome parte en la historia

2) Resolución: término heiddegeriano que no tiene que ver con la subjetividad o la voluntad. Es una "apertura esencial", por fuera del extravío del "se", singularidad máxima

en su relación con "atreverse a ser uno mismo". Vivir su vida a partir de sí mismo, sin estar atrincherado.

3) La obra, término de Lacan en el Informe de Roma que implica la acción.

Considero que la práctica actual para el analista está orientada por lo que para cada época constituye trauma, en tanto no se desliga ni desliga al sujeto de lo traumático sino que se compromete en ello.

Miller en El lugar y el lazo[5]dice que el acontecimiento Freud fue taponado, tratado por medio de categorías tradicionales. Lacan reacciona a ese acontecimiento con su invención de lo real[6], lo que no tiene ninguna relación con el sentido. A lo que agrega que si el psicoanálisis triunfa no será más que un síntoma olvidado.[7]

¿Cómo entendemos ese triunfo del psicoanálisis en el espacio de la cura analítica?

Agradecemos la imagen a la artista Alicia Leloutre

NOTAS

  1. Cartel “Control y Trauma”. Cartelizantes: Natalia Antelo, María Micale, Daniela Detta, Ivanna Masso. Más Uno: Silvia Baudini.
  2. Lacan, J., “Función y campo de la palabra y el lenguaje”, Escritos 1, p. 309, Bs. As.: Siglo Veintiuno Editores, 1988.
  3. Miller, J.-A., Curso dictado el 24 de junio de 2017 en la Escuela de la Causa Freudiana (ECF).
  4. Freud, S,. "Consejos al médico", Obras Completas Tomo XII, p. 112, Bs.As.: Ed. Amorrortu, 1975.
  5. Miller, J.-A., El lugar y el lazo, Bs. As.: Ed. Paidós, 2013.
  6. Lacan, J., Le Séminaire Livre XXIII Le sinthome, p. 132, París: Seuil, 2005.
  7. Lacan, J., "La tercera", Invenciones y textos 2, p. 85, Bs. As.: Ed. Manantial, 1993.