Para suscribirse a EOL postal escribir a gretastechereolpostal@gmail.com
Jornadas y eventos
Conversación EOL 2020 TRAUMAΣ

Argumento
Organización
Dispositivo de trabajo
Inscripción
Programa
La serie, lo serio - Textos
Van tomando la palabra - Videos
Bibliografía
Noches

Trauma

La serie, lo serio

El Trauma, el psicoanalista y su acto

Trauma-delirio[1]
Silvia Pino

No tenemos un psicoanálisis que lleva a alguien a escribir sus memorias, ese es el trabajo del proceso primario que sostiene la proton pseudos freudiana o la escroquerie lacaniana y, en términos de esta Conversación, el true- matisme.

El trauma como referencia de la vida de un sujeto, es una referencia que hay que localizar en la sincronía de la repetición. Lo que no cesa de no escribirse; un no cesa que, con Freud, aprendimos a leer como la fijación en la etiología de las neurosis y, con Lacan, lo que se encuentra en la hiancia de la causa.

Es una escritura siempre pendiente de reescritura. Aquello que Lacan advierte como la tiranía de la memoria, donde el concepto de repetición toma todo su valor y sostiene el principio económico de la homeostasis.

Lacan precisa el valor del descubrimiento freudiano en relación al trauma “Freud delira ahí justo lo que es preciso. Pues él imagina que lo verdadero es el núcleo traumático”.[2]

Se delira al costado de lo verdadero, porque lo verdadero se ignora en términos de la represión primaria. La represión primaria como respuesta a los instantes traumáticos, al impacto de la dimensión económica: la fijación constitutiva de la pulsión, el impacto de lalengua sobre el cuerpo.

Se trata del realismo del inconsciente freudiano como realidad muda, en tanto no encuentra la significación en el circuito simbólico imaginario de la representación.

“Realismo paradojal” sostenido en las dos caras de la fijación[3] que leemos como trou- matisme[4] y trop- matisme[5]. Es respecto de este nudo que Lacan encuentra la única justificación de nuestra intervención.

Para Lacan, la doctrina de Freud indica hacia dónde debe orientarse el problema abierto por su descubrimiento: hacia las relaciones con lo real -lo real como imposible y lo real pulsional.

Eric Laurent[6], subraya que Lacan nos deja indicaciones para reinventar el psicoanálisis al establecer el vínculo entre sugestión y ficción. ¿Cómo pensarlo desde la perspectiva del trauma?

Se trata de hacer fixión distinta de lo real. ¿Qué implica hacer fixión distinta de lo real? El dispositivo del pase tiene una conexión directa con esta pregunta, en la perspectiva de verificar un nuevo punto de apoyo para la satisfacción que se obtendría como efecto de “la rectificación, con posterioridad, del proceso represivo originario”[7] en la experiencia analítica.

Agradecemos la imagen a la artista Alicia Leloutre

NOTAS

  1. Cartel : “Trauma”. Cartelizantes: Adriana Dirzieh, Cynthia Barreiro, Marisa Chamizo, Silvia Pino. Más Uno: Silvia Chichilnitzky.
  2. Lacan, J., “Hacia un significante nuevo”, Revista Lacaniana N° 25, EOL, Bs. As.: Ed. Grama,.2018.
  3. Dos caras ubicadas por Freud en sus textos La represion y Puntualizaciones psicoanalíticas sobre un caso de paranoia (Dementia paranoides) descripto auto- biográficamente.
  4. Lacan, J., Seminario 21, Los no incautos yerran, clase del 19 de febrero de 1974, inédito.
  5. La referencia es el Trop de mal: la satisfacción paradojal localizada como un plus: mal de sobra, penar de más. Lacan, J., El Seminario, libro 11. Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis”, p. 174, Bs. As.: Paidós, 1981.
  6. Laurent, E., “Disrupción del goce en las neurosis bajo transferencia”, Revista Virtualia Nº36, EOL, 2019..
  7. Freud, S., “Análisis terminable e interminable”, Obras completas, tomo XXIII, Bs. As.: Amorrortu, 1984.